jvns logo - 3

El Eterno nunca te dejará; Él te guiará por el camino que debes seguir. Cuando te sientas seco e inútil, Dios te nutrirá y te dará fuerzas. Y crecerás como un jardín amorosamente cuidado; serás como un manantial cuyas aguas nunca se agotan. Descubrirás que hay gente entre los tuyos quién podrá reconstruir esta ciudad destruida de las ruinas antiguas; reafirmarás sus antiguos cimientos. Y por todas partes, otros te llamarán “Reparador de Muros Derribados” y “Reconstructor de Calles Habitables”.

Isaías 58:11-12